Publicada en

Porteo seguro: no lleves a tu bebé mirando hacia fuera

Porteo seguro: no lleves a tu bebé mirando hacia fuera

El porteo es una forma maravillosa de transportar a nuestro bebé y darle todo lo que necesita: seguridad, confort, una posición saludable y atención rápida a sus necesidades.

Es importante que el porteo sea seguro. Es decir, que elijamos un buen portabebés ergonómico, que lo coloquemos bien y que tengamos en cuenta unas normas básicas de seguridad.

Hoy queremos tratar un tema de seguridad muy importante: la posición del bebé mirando hacia el mundo.

Porteo seguro: no lleves a tu bebé mirando hacia fuera

Por desgracia, es muy habitual encontrarnos con bebés porteados mirando hacia fuera, de cara al mundo.

Bebé mirando hacia fuera en fular elástico

Las mochilas convencionales, aquellas que no son ergonómicas (y que coloquialmente denominamos como “colgonas“), suelen publicitar esta mochila con mucho enfásis, como si aportaran algo bueno para el bebé cuando en realidad no es así.

Y en un fular es posible poner al niño mirando hacia fuera, como vemos en la foto de arriba.

Pues bien:

La posición mirando hacia fuera es incómoda y perjudicial. No es una posición ergonómica.

Dejando a parte la incomodidad y mala posición que adopta el bebé en una mochila no ergonómica, debe quedar claro que no hay ninguna razón para llevar al bebé mirando hacia fuera.

Aquí te vamos a explicar las razones:

8 razones para evitar llevar al niño de cara al mundo en tu fular portabebés

  1. La posición mirando hacia el mundo daña la columna del bebé, obligándole a enderezar su espalda de forma artificial, presionándola contra nuestro vientre.
  2. La columna del bebé irá soportando cada impacto de nuestros pasos ya que en esa posición el fular no puede darle un buen ajuste punto por punto como necesita.
  3. No es posible darle soporte a la cabeza del bebé si le colocamos mirando hacia fuera. Le estaremos impidiendo descansar adecuadamente. Si se quiere dormir, no tendrá donde apoyar la cabeza o, si la apoya en nuestro vientre, estará forzando el cuello, las cervicales y la cabeza.
  4. El bebé pierde toda referencia visual con sus padres, por lo que percibe que está solo. Recordemos que los bebés más pequeños no tienen conciencia de permanencia del objeto: si no ven a sus padres, piensa que no están.
  5. Al no poder ver la carita del bebé, no podemos saber cómo se encuentra. Perdemos una de las grandes ventajas de los portabebés ergonómicos: poder atender cualquier necesidad de nuestro niño en cuanto la percibamos, sin esperar a que tenga que llorar para manifestarla.
  6. La posición mirando hacia fuera sobre-estimula a los bebés, sometiéndoles a una fuente innumerable de estímulos que no pueden procesar y de la que no les permitimos escapar ya que no pueden girarse ni apoyar la cabeza en nuestro pecho.
  7. Para el porteador es realmente incomodísimo llevar al bebé mirando hacia fuera.
  8. Los bebés pueden ver perfectamente cuando les llevamos vientre con vientre, o en nuestra espalda, o incluso con nuestro fular anudado a la cadera. Los bebés que quieren verlo todo, pueden hacerlo sin dificultad si les porteamos en una posición ergonómica.

Porteando con tu fular portabebés vas a poder llevar a tu hijo de una manera cómoda y saludable y éste podrá ver lo que quiera, girándose si siente mucha curisodidad, pudiendo volver al refugio de tu pecho cuando lo necesite y manteniendo contigo el contacto visual.

El porteo ergonómico ofrece muchas posiciones para que los niños que quieren ver el mundo puedan hacerlo de forma segura y cómoda.

¡Apuesta siempre por el porteo seguro!

Publicada en

Cómo poner el fular Boba Wrap

Cómo poner el fular Boba Wrap

¿Acabas de comprar tu fular elástico Boba Wrap y estás deseando estrenarlo?

¡Fantástico!

En este post te enseñamos cómo poner el fular Boba Wrap a través de dos fantásticos vídeos de la propia marca.

 

Cómo poner el fular Boba Wrap con un nudo fácil y versátil

En este vídeo vas a aprender a realizar el nudo pre-anudado, uno de los nudos más sencillos y prácticos que puedes hacer con un fular elástico como el Boba Wrap, del que ya os hablamos en este tutorial paso a paso.

 

Cómo colocar a tu bebé en el fular Boba Wrap 

En este vídeo vas a aprender cómo colocar a tu bebé en tu fular Boba Wrap, que acabas de anudar con el famoso nudo pre-anudado

Cómo sacar a tu bebé del fular Boba Wrap 

En este vídeo vas a aprender a sacar tu bebé de tu fular Boba Wrap con total seguridad.

¿Te han gustado estos vídeos del fular Boba Wrap? ¡Esperamos que hayáis aprendido mucho! Ahora sólo os queda practicar y, sobre todo, DISFRUTAR del PORTEO.

Comprar Fular Boba Wrap

Publicada en

Cómo realizar el nudo pre-anudado en tu fular elástico

Cómo realizar el nudo pre-anudado en tu fular elástico

Acabas de comprar tu fular elástico y estás deseando estrenarlo, ¿verdad?

Bien, en este post vamos a analizar cómo realizar el nudo pre-anudado en tu fular elástico.

Primeros pasos para realizar el nudo pre-anudado en tu fular elástico

  1. Debes localizar la marca que señala el centro de tu fular, normalmente llevará una etiqueta para que no te cuesta nada encontrar ese punto.
  2. Sitúa la parte central del fular sobre tu pecho.
  3. Manteniendo la parte central del fular sobre tu pecho, pasa los extremos del fular sobre tus hombros, cruzándolos. De esta forma habrás formado una cruz a tu espalda.
  4. Asegúrate de que el fular no ha quedado retorcido en tu espalda y que está bien pegado a ti.
  5. Ahora tendrás los extremos del fular delante de ti, colgando por encima de tus hombros. Mete la tela por debajo de la pieza de fular que ha quedado horizontal sobre tu pecho.
  6. Una vez que tengas los extremos del fular por debajo de la pieza frontal, crúzalos para formar una cruz.
  7. No tengas miedo de ajustar, es conveniente que el fular quede bien pegado a tu cuerpo. Recuerda que es elástico, hay sitio de sobra para que puedas meter a tu recién nacido.
  8. Por último, cruza los extremos de tu fular elástico en la parte baja de su espalda.
  9. Puedes anudar el fular delante o detrás, según estés más a gusto. Te recomendamos que hagas un doble nudo para mayor seguridad.

¡Listo! Ya tienes tu fular elástico pre-anudado.

Colocar a tu recién nacido en tu fular elástico con nudo pre-anudado

Bien, ya tienes el fular colocado con el práctico nudo pre-anudado.

Es el momento de introducir a tu bebé.

Estos son los pasos que debes seguir:

  1. Coge a tu bebé y colócatelo sobre un hombro.
  2. Poco a poco lo vas a ir deslizando para introducirlo dentro de la cruz.
  3. Primero debes pasar su cuerpo por la banda interior, la que toca tu cuerpo.
  4. A continuación extiende bien esa banda de tela interior.
  5. Una vez que la tela le recoja de corva a corva, extiende la banda exterior.
  6. Ambas piezas de tela deben recogerle la espalda y su culete de corva a corva.
  7. Ya tienes a tu bebé dentro de la cruz pre-anudada. Es el momento de que subas la banda horizontal, que habíamos dejado hacia abajo.
  8. No pasa nada si tu peque tiene la mayor parte de las piernas cubiertas por esa banda de tela horizontal, de hecho puedes cubrirle incluso los pies si los deseas (y a él no le disgusta, ya que por el reflejo plantar a algunos bebés no les gusta tocar el portabebés con sus pies).
  9. Comprueba que tu bebé está bien sentado, con las rodillas más altas que su culete y la espalda redondeada.
  10. Comprueba que tienes bien extendido el fular en tu espalda, para repartir el peso de forma óptima.

El nudo pre-anudado es un nudo fácil, cómodo y rápido

Como habrás visto, el nudo pre-anudado es un nudo muy fácil, cómodo y rápido de hacer en tu fular elástico.

Sin duda, el nudo pre-anudado es uno de los nudos más utilizados entre los papás de recién nacidos que utilizan un fular elástico ya que es muy fácil de realizar y permite dejarlo puesto y sacar y meter al bebé todas las veces que te hagan falta.

No olvides que para que el porteo sea cómodo, tu bebé debe quedar a la altura de tus besos, es decir, que debes poder darle un besito en la cabeza sin tener que esforzarte.

Siguiendo estos pasos, tendrás a tu bebé en una perfecta posición ergonómica, muy cómoda y saludable.

En cualquier caso, no olvides vigilar siempre cómo se encuentra tu bebé y asegúrate de que su barbilla nunca toca su pecho.

Aprender a realizar el nudo pre-anudado en tu fular elástico

¿Quieres aprender a anudar tu fular elástico con el nudo pre-anudado viéndolo en vídeo?

No te pierdas este genial vídeo de Ergobaby.

Cómo sacar a tu bebé del nudo pre-anudado

Cuando llegue el momento de sacar a tu bebé del fular elástico, verás que es muy fácil hacerlo desde el nudo pre-anudado.

Simplemente:

  1. Desliza la banda horizontal del fular hacia abajo.
  2. Abre las tiras del fular, bajando primero la tira exterior y después la banda interior.
  3. Sujeta a tu bebé por debajo de las axilas y deslízalo hacia tu hombro.

¡Ya le tienes en brazos!

Esperamos que te hayan resultado útiles estas instrucciones para aprender cómo realizar el nudo pre-anudado en tu fular elástico.

¡Ahora sólo te queda disfrutar!

Y si aún no tienes tu fular elástico, elige el tuyo en Fulares-Portabebés.es.

Publicada en

10 ventajas de portear a tu recién nacido en un fular elástico

Fular portabebé Hana Baby modelo Rosa

Portear a tu bebé es una actividad cómoda, placentera y llena de beneficios tanto para tu pequeño como para ti.

Llevar a tu recién nacido en un fular elástico te ofrece, demás, una experiencia de porteo amorosa y muy adaptable.

Los fulares elásticos son un portabebés ergonómico muy recomendable para bebés pequeños ya que gracias al pequeño porcentaje de elastán que llevan en su composición, la tela se ajusta muy fácilmente y son más fáciles de manejar que los fulares tejidos (no elásticos).

Como inconveniente podríamos señalar que, precisamente por esa elasticidad de su tejido, a partir de cierto peso (8-9 kilos) notaremos un “efecto rebote” al caminar, lo que nos hará pasar a portabebés con mayor soporte. Por ese motivo decimos que el fular elástico es muy adecuado para la etapa de recién nacido, durante el primer año de vida.

En nuestro post de hoy recogemos 10 ventajas de portear a tu recién  nacido en un fular elástico.

  1. El fular elástico, gracias a la elasticidad de su tejido, es muy fácil de manejar por los papás, aunque sean inexpertos.
  2. El fular elástico, precisamente por la elasticidad de su tejido, se adapta magníficamente al cuerpo del bebé recién nacido y de quien lo lleva.
  3. De una forma muy sencilla, el fular elástico permite que el bebé adopte una saludable postura ergonómica: con las piernas en posición de ranita y la espalda curvada de forma natural.
  4. El fular elástico permite a los papás utilizar el nudo “pre-anudado”, un nudo muy sencillo que además se puede dejar puesto y utilizarlo todas las veces que pongamos o saquemos al bebé.
  5. Al carecer de hebillas, broches o cintas, los fulares elásticos resultan amorosos y muy suaves.
  6. El fular elástico te ofrece una gran versatilidad ya que permite todo tipo de anudados con tu bebé recién nacido.
  7. No tendrás que preocuparte por las tallas porque los fulares elásticos son talla única.
  8. El fular elástico es uno de los portabebés ergonómicos más económicos del mercado.
  9. Puedes dar el pecho a tu recién nacido con facilidad ya que la elasticidad del tejido te permitirá colocarle a la altura sin necesidad de deshacer el nudo.
  10. Te permiten realizar el método canguro, envolviéndooos a ambos como si de una camiseta se tratara.

 

Estas son al menos 10 ventajas de portear a tu recién nacido en un fular elástico pero seguro que podríamos añadir muchas más.

¿Ya estás decid@ a comprar un fular elástico para portear a tu peque?

Publicada en

¿Qué es un fular portabebés?

Fular Boba Wrap color Naranja

El fular portabebés es un portabebés ergonómico muy sencillo pero, al mismo tiempo, muy versátil además de económico.

Los fulares portabebés son una pieza de tela larga que debe anudarse en torno al bebé y al porteador, admitiendo una enorme variedad de nudos y facilitando que el bebé se coloque delante (siempre vientre con vientre), a la espalda o a la cadera de quien lo lleva.

 

El fular portabebé es un portabebé ergonómico

Ergonomía significa adaptabilidad. En este caso, adaptabilidad al bebé y adaptabilidad al porteador.

Dado que los fulares portabebés se adaptan tanto al recién nacido como a sus padres, resultan cómodas y, sobre todo, garantizan una posición saludable.

Los fulares portabebés reparten el peso de forma homogénea desde los hombros por toda la espalda y hacia la cadera, que es la zona de nuestro cuerpo más preparada para soportar peso.

El bebé va bien pegado a su porteador y en una posición elevada, tan sólo a un beso de distancia de su papá o su mamá.

De esta forma no se modifica el centro de gravedad del porteador y por ello la sensación de peso es menor. Cuando llevas a tu bebé en un fular portabebé, parece que pesa menos que si le llevas en brazos.

Al no modificar el centro de gravedad del porteador tenemos una ventaja adicional: se minimiza la posibilidad de sufrir una caída o una lesión por un desesquilibrio en la distribución de la carga.

 

Los fulares portabebé permiten que el niño adapte una posición fisiológica 

Los fulares portabebé cuidan la postura del niño, garantizando que sea saludable.

Si está bien anudado, el bebé será portado en posición fisiológica, es decir:

Respetando la curvatura natural de la espalda del bebé y

En posición de ranita (sentado sobre su culete, con las piernas flexionadas y las rodillas ligeramente más altas que éste)

 

Tipos de fulares portabebés

El fular portabebés puede ser:

  • Fular portabebés elástico, cuyo tejido lleva un pequeño porcentaje de elastán.
  • Fular portabebés tejido o rígido, normalmente 100% algodón.

 

El fular portabebés elástico

Sin duda, el fular elástico es el preferido de los papás que se inician en el porteo con fular, ya que resulta muy muy suave y es sencillo de anudar.

Aunque puedes dar el pecho con cualquier tipo de fular, en el fular elástico te será más sencillo amamantar sin tener que desanudarlo por completo.

Un fular elástico te permite utilizar el famoso nudo “pre-anudado”, quizá el más sencillo de todos, que además te puedes dejar puesto y mantenerlo todas las veces que tengas que quitar o poner al bebé.

Con un fular elástico podrás hacer nudos de una o varias capas.

Son talla única, normalmente miden en torno a los 5 metros de largo. Con esta medida, se adaptan a todo tipo de porteadores.

Su principal inconveniente es que cuando el bebé pesa más de 8-9 kilos empezamos a notar demasiado “efecto rebote” y que los nudos se nos deslizan. Sería el momento de pasar a un fular tejido o a otro tipo de portabebés ergonómico.

 

El fular portabebés tejido

El fular portabebés tejido es un fular de tejido no elástico.

Más fácilmente amortizable que el fular elástico ya que no padece ese problema del “rebote” y puede usarse hasta los 4 ó 5 años, incluso más, dependiendo del soporte máximo que admita el fular que elijas (normalmente hasta unos 15 o 18 kg).

Los fulares tejidos pueden estar confeccionados en diferentes tejidos como son la sarga cruzada o de diamante, o también el jaquard.

Aunque sean rígidos, en realidad tienen elasticidad diagonal, es decir, no van a ceder ni se van a deslizar pero sí se adaptan al cuerpo del porteador y del bebé.

Admiten muchísimos anudados, de una o varias capas, y el porteo delante, a la espalda o a la cadera, incluso con anilla como si fuera una bandolera.

 

¿Qué tipo de fular elijo?

Para decidirte por un tipo u otro de fular, es interesante que tengas en cuenta:

– Si tienes experiencia o no, ya que los fulares elásticos normalmente suelen ser más sencillos de anudar.

– La época del año en la que más vas a portear, ya que existen fulares más frescos que otros.

– La talla del que va a usar el fular portabebé. Los fulares elásticos son talla única y admiten su uso por todo tipo de porteadores, mientras que los los fulares tejidos tienen varios largos.

 

¿Dónde comprar mi fular portabebés?

Te invitamos a que lo hagas en nuestra tienda Fulares-Portabebés.es.